“YO SOY LA RESURRECION Y LA VIDA” SIEMPRE TE RECORDAREMOS Y VIVIRAS EN NUESTROS CORAZONES: + P. JESUS VICENTE SALAZAR GIRALDO, SDS, (PABLITO), 01 ABRIL DE 1993- 26 ABRIL 2017

Home / Sin categoría / “YO SOY LA RESURRECION Y LA VIDA” SIEMPRE TE RECORDAREMOS Y VIVIRAS EN NUESTROS CORAZONES: + P. JESUS VICENTE SALAZAR GIRALDO, SDS, (PABLITO), 01 ABRIL DE 1993- 26 ABRIL 2017

Nacido en El Santuario (Ant) el 1 de agosto de 1933. Profesó el 2 de febrero de 1955 en Bogotá. Profesión Perpetua el 2 de febrero de 1958 en Bogotá. Ordenación Presbiteral el 21 de junio de 1963 en Bogotá

Los Salvatorianos de la Provincia Colombiana compartimos con los demás Cohermano la Pascua eterna de nuestro compañero de camino y búsquedas P. Jesús Vicente Salazar Giraldo SDS (mejor conocido por su nombre Religioso como Pablito). Su muerte fue el día 26 de Abril, día que 34 Cohermano Salvatorianos de la Provincia estábamos reunidos en Capítulo Provincial (XXIX), en Fusagasugá, en revisión y aprobación de estatutos. La Asamblea reunida, máxima autoridad en ese momento en la Provincia, pidió que se preparara el cuerpo de Pablito para el día viernes 28 de abril celebramos las exequias en nuestro Colegio de La Estrella a las 4 pm. Una Eucaristía de resurrección, de vida, de expresión de todo lo que Pablito realizó durante sus 83 años y de ellos más de 50 como Salvatoriano empeñado en la dimensión Misionera, de nuevas expresiones evangélicas y de metodologías con ardor para las gentes. Sin exagerar, su personalidad sencilla y humilde, dio el “toque” de sus relaciones universales y no sesgadas por clase social, tema religioso o asuntos de géneros sexuales. Su Labor Apostólica como Formador, Misionero, Consejero, pedagogo y Salvatoriano fue impecable y certera porque sembró cambios necesarios estructurales que un buen Misionero de Jesús hace con dificultades, rechazos y hasta hostigamiento. Muchos vimos en la figura de Pablito un hombre sereno a la hora de pensar y reflexionar, de compartir con él las dificultades, de escuchar las quejas de otros, de tener paciencia sólida cuando los “decires “ de La Provincia no le gustaban y sobre todo las decisiones que se tomaron con sus proyectos. En todo ello vimos que dejaba actuar a Dios, que dejaba que sus terquedades no fueran superiores a la vida de los humanos que debía servir. Vimos una Fe profunda, disciplinada y comprometida con todos y todas. Lo entregamos a Nuestro Padre Dios, con cantos, con “vivas” por su labor, testimonio y constancia en su Ser Salvatoriano. Lo entregamos al Padre con muchas gentes venidas de los lugares donde sembraba el Evangelio, donde compartía sin pretensiones la vida, donde su absoluta sencillez enmarcaba su donación y entrega sin nada a cambio, solo una sonrisa y un escuchar. Damos GRACIAS a Dios Padre por habernos dado un Cohermano con tantas muestras de humanidad, tan difícil de continuar y de asumir su gran testimonio. ¡¡Damos Gracias a Dios Padre por la Pascua de Pablito, le decimos como ayer lo hicimos frente a su féretro…. ¡! VETE EN PAZ HERMANO QUE EL REINO ETERNO TE ESPERA ¡! Nuestras Oraciones por Pablito y por su familia que sigue en la lucha diaria de la vida. Nuestras oraciones por la Misión Salvatoriana en La Provincia de Colombia, para que el Espíritu de Dios nos suscite más Misioneros urbanos, rurales y de sólida fe y compromiso con la Iglesia y las gentes que necesitan de una predicación y testimonio abiertos y veraces. PABLITO QUE DESCANSE EN PAZ…….. ASÍ SEA. P. Alfredo Tinoco Rivas sds. Superior Provincial. 4 ACONTECIMIENTOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *