Historia / Descripcion De La Parroquia

Home / Historia / Descripcion De La Parroquia

Los Salvatorianos, luego de ser expulsados del Ecuador por la revolución de Eloy Alfaro, quien saca de su país a todos los religiosos y religiosas extranjeros, los Salvatoriano llegan a Cartagena, de paso para Alemania, en 1889. Gracias a la generosa acogida y a la invitación que les hace el Señor Obispo Biffi, se establecen en la ciudad, como encargados de la Parroquia de la Santísima Trinidad, del barrio Getsemaní.

Desde allí atienden la Isla de Manga, que en ese momento está poblada por algunas familias que viven en sus casas fincas. Destacándose el P. Patricio Mayr (19 de marzo de 1907).

El P. Patricio comienza a visitar los hogares y celebra en una primera capilla, construida en lo que hoy es la avenida Jiménez.

Con la ayuda de algunas familias, entre esas la Vélez Danies, se construye el templo parroquial de una sola nave, en el lote de donde está hoy calle del bouquet; pero, debido a la primera guerra mundial de 1914 a 1918, el P.Patricio tiene que dejar la parroquia de la Trinidad, quedando como administrador de aquella Ermita el Padre Hugo Schul. Algunos años después de la guerra, el Padre Efrén Bohnheim, SDS, llego también a Cartagena (en 1921.)

Luego del regreso del P. Patricio Mayr, quien se encontraba en la Misión de San Jorge, se estableció en la Isla de Manga, el 5 de marzo de 1924, tomó por habitación una pieza desmantelada, encima de la sacristía, siendo nombrado Párroco el 15 de marzo del mismo año de la pequeña figresìa de la isla de Manga. En abril comienzo la construcción de la nueva casa cural, la cual fue bendecida e inaugurada el 5 de octubre del mismo año por el excelentísimo señor Obispo Monseñor Pedro Adán Brioschi.

Desde su nacimiento, la parroquia se preocupó por su proyección pastoral, dando inicio a movimientos de pastoral.

Se construyeron nuevos altares de mármol, como el de sagrado corazón de Jesús y el de San José, se creció la devoción al sagrado corazón y la devoción al primer viernes.

En los años 1926 y 1927 se construyó la torre, que fue famosa, en su momento, por lo novedoso de su diseño arquitectónico. Hecha la torre, se instaló el reloj, que es otro motivo de orgullo, al igual que las campanas, de origen alemán, que llegaron conjuntamente con las de otras iglesias asistidas por los salvatorianos, como Santo Toribio, la Santísima Trinidad, Pie de la popa, Turbaco, Arjona, Arenal, Montería, San Antonio Cauca y 17 campanas para el choco .

En 1928 y 1930 se ensancharon las dos naves laterales y luego se instalaron los altares de mármol: el de la Inmaculada Concepción y la Santa Teresita.

La fuerza y el dinamismo del P. Patricio, lo llevo a preocuparse por la formación de la juventud y consiguió traer a las hermanas Mercedarias eucarísticas quienes llegaron de México en el 1929 y se establecieron en la isla de manga, este primer salvatoriano ejerció su trabajo en tres parroquias de la ciudad heroica y en la misión del san Jorge, en marzo de 1932 agotado por los excesivos trabajos regreso a su patria Alemania y murió al año siguiente en su pueblo natal

Muchos otros Salvatorianos, desde la fundación de la Parroquia, han pasado por aquí dejando huella, a través de su servicio como Párrocos y Vicarios. Sacerdotes alemanes y colombianos que gastaron parte de sus vidas al servicio de la comunidad parroquial de Manga, siempre en comunión y armonía con la Arquidiócesis de Cartagena, que los ha acogido generosamente y les ha entregado la responsabilidad de orientar la Parroquia de la Santa Cruz de Manga.